14 feb. 2014

Gestionando el cambio: El reto de los #RRHH



gestion-cambio-rrhh
Si el mercado se hallase invariable, la eficiencia y eficacia de las organizaciones fuesen constantemente innovadoras, el personal permanecería continuamente capacitado y el contexto se mantendría deseablemente estático… la Gestión del Cambio Organizacional no tendría ninguna importancia a la hora de planificar una estrategia competitiva. Sin embargo, el escenario actual es diferente, las empresas y sus integrantes se ven sometidos constantemente a transformaciones en respuesta a un entorno y consumidores que evolucionan.

Estas modificaciones deben ser impuestas, fundamentándose, en las distintas esferas en las que impacta, particularmente teniendo en consideración la dimensión humana. La gestión de recursos humanos juega un rol decisivo en cualquier estrategia empresarial ya que son los responsables de ponerlas en marcha, y si las personas se resisten, pueden tornar todo el proceso en un fracaso.

Las empresas exitosas serán las que se ajusten más rápidamente a estas alteraciones, basadas en el perfeccionamiento de la competitividad, innovación y adaptación a economías más vulnerables y globalizadas.

Para sustentar el escenario, es necesario definir roles, en especial quién deberá tomar el papel de líder del cambio en la empresa. 

Cuando de implementar nuevas estrategias se trata, los niveles de alta dirección tienen un papel fundamental en determinar las personas que deberían intervenir en el liderazgo de la estrategia. 

Las decisiones políticas y prácticas administrativas determinan el grado en el cual la organización aprende y se adapta a los factores ambientales turbulentos.

No obstante, ¿Los directivos y el personal están preparados para desaprender y reaprende de manera contínua?

Los directivos y jefes de RRHH deben planificar, organizar y controlar todo el proceso, para lo cual es imprescindible conocer las capacidades críticas como las habilidades básicas de la fuerza laboral necesaria para cumplir los objetivos y para dar respuesta a las nuevas demandas de un mercado en incesante crecimiento. Paralelamente, el personal tiene que sentirse involucrado y cómodo, para obrar activamente en su correcta ejecución. El grupo de trabajo tiene que comunicar cuales van a ser las prioridades, estructura y atribuciones de cada uno de los partícipes. Que se logre el éxito en forma más rápida esta directamente relacionado con el nivel de compromiso de los empleados.

Adaptar a la práctica estas variaciones exige no sólo de una notable concientización a nivel dirigencial, sino también de crear aptitudes y tácticas destinadas a su puesta en marcha, por lo que una estrategia exitosa podría incluir, entre otras cosas:
  • La instauración de un pacto entre los integrantes, para alcanzar una visión en común.
  • Un enérgico liderazgo que comunique esa visión, logrando que los agentes adquieran la idea del cambio.
  • Instruir a los empleados, sobre los nuevos roles en trabajo.
  • Establecer una política de recompensas, tanto monetarias como sociales, para motivar al grupo de trabajo en sus nuevas funciones.
  • Programar el seguimiento, para medir los resultados obtenidos.
Por consiguiente, debe comprenderse que las situaciones van cambiando y como consecuencia de ello las respuestas no siempre son las mismas. Una gestión del cambio inapropiada puede traer aparejada consecuencias, que afectan a:
  • La estrategia: falta de planificación y mayores costos, cuando el cambio se maneja sin cuidado se producen demoras y acciones de emergencia que suman más costos.
  • Al personal: confusión, caos y frustración, como resultado de estrategias mal implementadas y pérdida de la confianza en la alta dirección. Resistencia a futuros cambios.
Hoy no se puede hablar de planes estáticos a cinco años, el cambio es la única constante de nuestro tiempo, el cual no puede ser impuesto desde arriba, sino que ha de ser entendido y aceptado por todas las personas implicadas con el fin de reducir la resistencia a las transformaciones que dificulta e impide la puesta en marcha del mismo. Por lo que los recursos humanos son hoy una pieza clave en la identificación y desarrollo del talento que permitirá a las empresas mutar con éxito.

 Patricia Mourelo. Licenciada en Administración de Empresas. Universidad Católica de Santa Fe. Consultora Independiente en Administración de Empresas.





Quienes Somos

Humanizer es un espacio compuesto por estudiantes y profesionales de diversos campos. El sitio está abierto para tratar aquellos temas relacionados con los Recursos Humanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario